Trabajar la expansión y la concentración dentro del ritmo del aula, hace que los niños puedan estar más concentrados a la hora del trabajo que requiere estar sentados.

Así, con una respiración fluida, organizamos el día el día en la escuela. 

1.JPG